Un chapuzón hacia el pasado

Un poco de Historia: 

El Hotel la Dolce Vita inició sus actividades el 22 de marzo del 2006, después de dos años de remodelación del edificio. Se trataba de adaptar una casa de los años 50, una casa esquinera, una punta de plancha como dicen en Nicaragua, de dos pisos, con terraza y vista al mar, en un pueblo de la costa pacífica de Nicaragua, llamado San Juan del Sur, en un hotel bien diseñado que permitiera la comodidad y el acceso funcional de los huéspedes

a los diferentes espacios.

Ahí les ofrecemos donde descansar, gozar y relajarse , en un ambiente que recoge el aire y la atmósfera  que aún se respira en este pequeño pueblo de pescadores, a pesar de que hoy en día los aperos de pesca se van guardando mientras salen las planchas de surf y embarcaciones para el turismo. El diseño y la construcción estuvieron a cargo del Arquitecto; Thomas Sevilla Cruz.

La tarea fue ardua; rescatar los elementos antiguos, desarmar, lijar, curar las piezas que conformaban el cielo raso, las particiones y las columnas del patio. Como mujeres de origen italiano le pusimos un toque de mediterraneidad al espacio ya remodelado. Fusionamos así los detalles locales de un pueblo costero, nica, de mediados de siglo con una decoración relacionada con el cine  italiano de la post-guerra;  películas, actores, actrices y productores que han dejado una huella universal.

Ahora podrán recrearse con las fotografías en blanco y negro de esa época colocadas en paredes, pasillos y habitaciones y podrán recordar los viejos tiempos. Podrán volver a apreciar a las estrellas del cine neo-realista; Anna Magnani,  Alberto Sordi, Vittorio Gasman, Marcello Mastroianni, Giulietta Masina, Toto y muchos otros. De allí que le pusiéramos al local el nombre de "La Dolce Vita.